Tomadores velas

La velas son un conjunto o unión de paños o piezas de lona o lienzo fuerte, que, cortados de diversas formas y cosidos, se amarran a las vergas para recibir el viento que empuja y que se utiliza para mover las embarcaciones. Su funcionamiento es sencillo: al recibir la acometida de la fuerza del viento transmite el impulso a las vergas y palos, lo cual provoca fuerza propulsora a la embarcación. Los Tomadores de velas significa poder izar primero la vela, para que una vez dentro de los escotines quede cazada y orientada rápidamente, pues al menor esfuerzo los juncos o filásticas se rompen.

Procedimiento para Tomadores velas

El procedimiento es utilizado cuando siendo duro el viento se teme que mientras la vela flamee al ser cazada y después izada pueda romperse o cuando por ser escaso el espacio que se tiene para dar la vela se desea tener una orientación rápida del aparejo.

Función de los tomadores velas

Un tomador se coloca de un tambor, un perfil en aluminio y un grillete giratorios. La vela encarrilada en la ranura del perfil y el tambor puesto para sujetar la vela para que no se enrolle o se desprenda con ayuda de un cabo. Cuando se actúa sobre el cabo, la vela se enrolla o desenrolla. El grillete giratorio en la punta del palo que evita que la driza se enrolle o se desprenda sobre sí misma cuando se enrolla el foque.

Utilización y mantenimiento de los tomadores de velas

Utilización

  1. Después de cada salida, se debe soltar la tensión de la driza.
  2. Durante la navegación se deben mantener ajustadas las velas para evitar que se desprenda o se rompan por el efecto del viento.
  3. Para darle una buena utilización al tomador, nunca hay que presionarlo demasiado para que la evitar la tensión en la escota y se deje flambear la vela. Con la escota, hay que mantener una ligera tensión para que la vela no se enrolle.

Mantenimiento

  1. Luego de un invernaje, antes de izar la vela, repite la maniobra y se debe colocar el sebo en el gratil de la vela para que ayude a facilitar la maniobra.
  2. El único mantenimiento que se le debe realizar consiste en un lavado regular con agua dulce para la eliminación de los residuos de la sal y la suciedad.
  3. Verifica con regularidad cual es su situación, para que no falle cuando se necesite.